Faros LED

Las luces LED están ganando cada vez más terreno en el mercado de la iluminación. Los vehículos no son la excepción y si bien todavía se utilizan en su mayor parte más bombillas halógenas o de xenón para los faros delanteros de nuestros autos; ya están disponibles una gran variedad de lámparas LED que brindan una iluminación asombrosa para nuestros autos.

¿Por qué comprar faros LED para mi auto?

Entre las ventajas que nos proporcionan las luces LED en comparación con los faros halógenos o de xenón podemos citar que estos no se calientan mucho. Los diodos LED son capaces de transformar más del 85 por ciento de la energía que se les suministra en luz, los que los convierte en la tecnología de iluminación más eficiente existente en la actualidad, que podemos instalar en nuestros autos. De esta forma, las pantallas reflectoras de los faros se ven menos propensas a recibir daños productos del calor emanado por las bombillas.

Otras ventajas que podemos mencionar es que los focos LED no necesitan calentarse para alcanzar su máxima intensidad luminosa y encienden de forma casi instantánea. Esta característica los hace perfectos para las luces de frenado, puesto que encienden  aproximadamente 0.2 segundos más rápido que las luces halógenas. Quizás esto no parece mucho, pero si tenemos en cuenta que a una velocidad de 100 Kph un auto recorre casi 28 metros en un segundo, esto le daría al conductor casi 6 metros de distancia adicional para frenar, lo que sí puede marcar una diferencia.

Los faros que utilizan luces LED tienen la característica de que brillan de forma uniforme en todo el plano de luz, a diferencia de las luces halógenas, que son más brillantes en el centro pero su brillo se desvanece hacia los bordes.

Las mejores luces del mercado para tu auto

Si nunca antes habías utilizado luces LED en tu coche, cuando las instales por primera vez notarás de inmediato la diferencia. Tendrás en tu auto una luz blanca  y pura característica de los focos LED. Estas luces se fabrican para tener un tiempo de vida de unas 50000 horas, según el fabricante y las mejores del mercado son a prueba de agua, lluvia y pueden trabajar en climas extremos. Los diseños de estos faros poseen disipadores de calor y vienen equipados con ventiladores que permiten que los mismos se mantengan fríos a pesar de funcionar con potencias bastantes elevadas.

Ya va siendo evidente que reemplazar tus viejas luces halógenas por faros LED es una elección muy inteligente. Además de todos los beneficios señalados, tendrás instalado en tu automóvil un sistema de iluminación de última generación que consumirá mucha menos energía y te proporcionará la luz perfecta para circular de noche con total seguridad, llevando la luz de tu vehículo al próximo nivel.